¡CUIDADO! Lee esto antes de comer o beber agua fuera de tu país

La diarrea del viajero es una de las enfermedades más comunes en personas que viajan a destinos tropicales. En algunos destinos del sureste asiático puede llegar a afectar hasta al 25% de los viajeros. Aunque con frecuencia no es grave, puede suponer una alteración de la vida cotidiana, y un serio problema de salud si tiene otras enfermedades.

A menudo es suficiente con hacer una dieta líquida durante 2-3 días. Si aparece diarrea con más de tres deposiciones en un día, con sangre o con fiebre y vómitos, no coma nada y consulte con un médico. Salvo en casos de diarrea muy abundante, es preferible no tomar antidiarreicos. Siempre es preferible prevenirla que tener que tratarla. Para ello siga los siguientes consejos:

  • En la mayoría de los países tropicales y en desarrollo, la calidad sanitaria del agua de consumo habitual es muy deficiente. No consuma en ningún caso aguas ni otras bebidas que no ofrezcan suficientes garantías de salubridad.
  • Si tiene la más mínima duda respecto a la seguridad del agua, no la beba. Consuma exclusivamente agua envasada que haya sido abierta en su presencia. Si no es posible lo anterior, utilice filtros homologados o desinfectantes.
  • Evite el uso cubitos de hielo para las bebidas. Puede ser la fuente de transmisión de enfermedades. Si hay dudas, prepararlos con agua envasada o no usar hielo.
  • No consumir helados ni productos lácteos que no estén higienizados o sean de procedencia dudosa. En general, los productos industriales tienen más garantías que los artesanales y caseros.
  • No consuma comidas, bebidas ni helados en puestos callejeros.
  • Como norma general, no consuma carne, pescado ni mariscos crudos. En algunas zonas del mundo son frecuentes las enfermedades por esta causa.
  • Consuma los alimentos siempre cocinados, calientes e inmediatamente de ser preparados. Evite los que hayan estado a temperatura ambiente durante horas.
  • Lave las verduras abundantemente con agua y lejía apta para uso alimentario. Unas gotas en cada litro de agua son suficientes. Debe dejarse actuar durante al menos cinco minutos.
  • Pele Vd. mismo la fruta. Evite el consumo de fruta sin pelar. No es recomendable tomar frutas ni vegetales crudos o pelados en puestos callejeros.
  • Evite los alimentos que contengan huevos crudos o poco cocinados. Tenga especial cuidado con salsas, postres y helados.
  • Lávese bien las manos con jabón antes de cada comida, y siempre después de ir al WC.
  • Si es posible, no se cepille los dientes con agua que no sea segura.
  • Evite el baño en ríos, lagos o lugares con aguas potencialmente contaminadas, próximas a desagües o vertidos, o a industrias. Un pequeño trago o un mecanismo mano-boca pueden producir un cuadro diarreico. En muchos lugares del trópico el baño en lagos o aguas remansadas puede conllevar la adquisición de enfermedades graves como la esquistosomiasis. Asesórese en un servicio especializado antes del viaje.

 

La Unidad de Medicina del Viajero y Enfermedades Tropicales del Hospital HM Sanchinarro pone a su disposición profesionales expertos con larga experiencia, y con recursos adecuados. Puede hacer uso de nuestro servicio de consulta por correo electrónico (viajeros.hms@hmhospitales.com)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *